Lubina al horno

Las mejores recetas de lubina al horno

Lubina a la sal

Hoy vamos con una de esas recetas sencillas, pero muy sanas y deliciosas. Se trata de la clásica lubina a la sal, la cual es perfecta tanto para comidas como para cenas, y que funciona genial sobre todo acompañada de verduras a la plancha o al horno.

También se puede acompañar de unas patatas en rodajas fritas con ajo para dar un toque crujiente.

Lubina a la sal

Además, es un plato que puede estar listo en apenas 40 minutos, por lo que podemos hacerlo para cualquier ocasión incluso si no disponemos de mucho tiempo.

Ingredientes necesarios

  • 1 lubina de 500gr a 1kg
  • 1 taza de sal kosher (se puede sustituir por sal gruesa)
  • Sal marina gruesa
  • 2 claras de huevo
  • 3 ramitas de romero fresco
  • Medio limón en rodajas
  • Aceite de oliva virgen
  • Perejil picado
  • Pimienta recién molida
  • Elaboración

    Lo primero que haremos será precalentar el horno a 200°C, para que vaya cogiendo temperatura mientras preparamos la lubina.

    Ahora cogemos un tazón y batimos las dos claras hasta que estén un poco espumosas, pero sin llegar a formar un merengue.

    Después empezamos a agregar poco a poco la sal kosher o marina, y removemos continuamente. Si vemos que solo con una paleta o varillas no podemos remover ver, podemos hacerlo con la mano. Así formaremos la masa que vamos a utilizar para cubrir la lubina.

    Cogemos una bandeja de horno y colocamos una capa fina de la masa, lo suficientemente amplia para que pueda colocarse la lubina encima sin que quede demasiado justa, ya que sino nos resultará más difícil cubrirla más tarde con el resto de la masa.

    Ahora ponemos las rodajas de limón y las ramas de romero, colocando sobre estas la lubina. Con el resto de la masa de sal cubrimos bien la lubina hasta sellarla por completo.

    Tiene que quedar cubierta por completo, de la cabeza a la cola. Para que selle mejor podemos ir dando pequeños golpes con las manos alrededor de la cubierta de sal.

    Por último, metemos la lubina en el horno y dejamos que se cocine durante unos 18 o 20 minutos. Cuando pase ese tiempo apagamos el horno, sacamos la lubina y dejamos otros 5 minutos de reposo.

    Para servir, rompemos primero la coraza de sal dando golpes con el dorso de una cuchara. Una vez roto vamos quitando la sal hasta que no quede nada. Después agregamos un poco de sal marina, pimienta, ralladura de limón, perejil y se rocía con un poco de aceite de oliva virgen.