Lubina al horno

Las mejores recetas de lubina al horno

Lubina al horno con limón

Lubina al horno con limón

La lubina es un pescado de agua salada con una carne blanca y firme. Puede prepararse de muchas maneras y cocinarse como te guste: frito, a la parrilla, escalfado o al vapor. Incluso se puede usar crudo en un ceviche, pero esa es otra historia.

Ligera y sabrosa, nuestra sencilla receta de lubina al horno con limón es perfecta para una comida diaria, o una cena elegante; fantástica para la primavera y el verano, haciéndote sentir como si estuvieras de vacaciones en la Riviera Francesa.

Los sabores te levantarán el ánimo al instante, incluso si el tiempo te decepciona, y tendrás que conformarte con la cocina en lugar del jardín.

Cuando tienes invitados, es un gran plato principal. Será un gran plato principal, también cuando no haya invitados. ¡Es realmente fácil de hacer! Esto significa que puedes pasar más tiempo con tus invitados, y menos tiempo en la cocina.

Entonces, ¿a qué estás esperando? Empieza con esta receta de lubina es infalible, no puede salir mal, y se cocina solo en 20 minutos.

Ingredientes

  • 4 filetes de lubina fresca con piel y escamas
  • Sal y pimienta negra molida
  • 2 cucharadas de aceite de oliva
  • 2 dientes de ajo, picados
  • El jugo de un limón
  • Perejil fresco picado, al gusto

Instrucciones

Precalentamos el horno a 200ºC con calor por arriba y por abajo. Forramos una bandeja de horno con papel de horno antiadherente.

Mientras el horno calienta, lavamos bien los filetes de lubina bajo el grifo, y le retiramos todas las espinas superficiales que veamos.

Colocamos los filetes, con la piel hacia abajo en la bandeja del horno, y pasamos el dedo con cuidado por cada filete, de esta forma es más fácil percibir si hay espinas pequeñas y retirarlas con unas pinzas.

Rociamos el pescado con el aceite de oliva y el jugo de limón, y lo sazonamos bien con pimienta negra y un poco de sal. Picamos los ajos y los ponemos por encima.

Introducimos la bandeja en el horno, en la parte central, durante 12-15 minutos, hasta que el pescado esté bien cocido y se escame fácilmente al pasarle un tenedor.

Emplata el pescado y vierte la salsa de la bandeja por encima para que quede jugoso. Espolvorea un puñado de perejil fresco picado por encima.

Prueba maridar la lubina a fuego lento con una simple ensalada verde, verduras salteadas o puré de patata para una cena sencilla y elegante.

Notas

Si es posible, escoge pescado fresco en lugar de congelado. Si no encuentras lubina, puedes utilizar un pescado blanco similar con carne firme, como el bacalao, la merluza o el abadejo.

Esta técnica de cocción también funciona con pescado sin piel y piezas enteras, solo hay que variar los tiempos de cocción.

Para obtener una piel dorada y crujiente, la bandeja tiene que estar precalentada con el horno, así la piel se contraerá y crujirá nada más colocar el pescado.

Como con la mayoría de los platos de pescado, la lubina al horno es un plato que se sirve mejor fresco. Debes prepararlo y servirlo inmediatamente. De esta manera se saca el máximo provecho de los pescados.

Yo no recomendaría congelar el plato, o guardarlo durante la noche.